Viviendas Ecohogar

Una mujer de 27 años se salvó de milagro de convertirse en una nueva víctima de femicidio. El miércoles pasado, su expareja y padre de dos de sus tres hijos fue hasta su casa en la localidad de San Lorenzo, la atacó a golpes brutalmente hasta darla por muerta y después la envolvió en una sábana y la escondió debajo de la cama. La única testigo de la dramática escena fue la hija de 12 años de Maru. También fue la heroína de la historia.
El hecho ocurrió a última hora de la tarde en la vivienda ubicada en Padriel al 600, donde la víctima vive con sus hijos de 2, 6 y 12 años, y su abuela de 90. El agresor violó la orden de restricción que tenía por las denuncias de la mujer para ir a buscar unas “buscar unas chapas” y se fue en la moto de ella.
Maru explicó que ese mismo día por la tarde, cuando salió de trabajar, fue a la casa de su exmarido para recuperar su vehículo y lo encontró con una mujer. “Yo no dije nada y me fui. Serían las 18 o 18.30. No discutimos ni nada, me fui”, aseguró. Aún así, el hombre fue a buscarla solo después y entonces se desató el conflicto.
El violento irrumpió de imprevisto por el costado de la vivienda familiar y sin decir ni una palabra empezó a golpear a la madre de sus hijos en la cara, la cabeza y el cuerpo hasta que logró tirarla al piso. Pero tampoco en esa situación dejó de pegarle. Por el contrario, comenzó a pisarla.
“Mientras me pegaba y mis chicos lloraban, entró mi nena más grande y lo quiso sacar de encima pegándole una piña en la espalda. Es re chiquita y el tipo la empujó contra el inodoro del baño, se golpeó”, relató conmocionada todavía. En medio de su arranque de furia y creyendo que ya la había matado, después su ex la envolvió a ella con una sábana y la ocultó debajo de la cama antes de escapar. Pero se equivocó.
“La nena esperó un ratito hasta que él se fuera y ella me sacó de debajo de la cama. Ella vio que yo estaba debajo de la cama y envuelta en una sábana y temblando. Me movía mal, es que estaba en convulsiones por los golpes de la cabeza, ella me sacó y llamó a vecinos y me internaron”, recordó sobre ese dramático momento.
La mujer fue trasladada al Hospital Granaderos a Caballo y derivada después al hospital de San Lorenzo, donde quedó internada varios días. Tras recibir el alta, denunció lo ocurrido en la Secretaría de Violencia de Género municipal y la causa quedó a cargo del fiscal Juan Ledesma.
La mujer fue trasladada al Hospital Granaderos a Caballo y derivada después al hospital de San Lorenzo, donde quedó internada varios días. Tras recibir el alta, denunció lo ocurrido en la Secretaría de Violencia de Género municipal y la causa quedó a cargo del fiscal Juan Ledesma, que inmediatamente dispuso un operativo cerrojo para dar con el agresor. Sin embargo, antes de que la policía lo encontrara, el acusado se entregó en la comisaría de Fray Luis Beltrán.