Viviendas Ecohogar

La pareja del hombre sobrevivió y pudo relatar cómo fue el ataque a la policía. Los asesinos estaban vestidos con uniformes parecidos a los que usan las fuerzas de seguridad.
Un joven que se movilizaba en silla de ruedas fue acribillado este jueves de 32 balazos y otro resultó gravemente herido al ser atacados por cinco hombres armados que irrumpieron en una casa de la ciudad de Rosario luego de romper a mazazos las puertas. La pareja de la víctima resultó ilesa tras la balacera y pudo contar cómo sucedieron los hechos.
Alrededor de las 6:00, hombres vestidos con uniformes similares a los de las fuerzas de seguridad irrumpieron en el interior de una casa de pasillo ubicada en la calle Fontana al 3.100, de la zona norte de Rosario. Al momento del ataque, en la vivienda se encontraban tres personas: dos jóvenes, uno de 23 y otro de 18, y una mujer de 22 años, que sobrevivió. Así lo consignaron a la agencia de noticias Télam fuentes policiales y de seguridad.
Entraron “al grito de ‘policías, todos al piso’, abrieron fuego”, indicó el fiscal a cargo de la investigación, Patricio Saldutti. Tras cometer el crimen, los tiradores escaparon luego a bordo de un auto Peugeot 206 color azul que los aguardaba afuera de la vivienda.
”La víctima tenía 32 impactos de bala en su cuerpo y contaba con un pedido de captura desde febrero de 2020 por un homicidio”, precisó el fiscal Saldutti. El funcionario añadió que el otro joven que resultó gravemente herido, de 18 años, recibió al menos cuatro impactos de bala y que su estado es crítico.
Asimismo, consignó que de la escena del crimen la Policía Científica secuestró un total de 69 vainas servidas calibre 9 milímetros, y que fue secuestrada un arma de fuego calibre 380 con una caja de municiones. ”Creemos que esa arma estaba en la casa, que en principio no pertenece a los atacantes”, dijo el funcionario sobre la 380.
El fiscal agregó que el joven asesinado, identificado como Julián Manuel Zanier (23), “se movilizaba en una silla de ruedas” y dijo que la única que resultó ilesa fue la mujer, que era pareja de Zanier y hermana del joven herido. Además, durante el relevamiento de la escena del crimen los investigadores también detectaron que un perro que vive en la casa había sido herido al ser alcanzado por los proyectiles.
Una de las teorías sobre lo ocurrido es la de un ataque en venganza o por un ajuste de cuentas ejecutado por sicarios. Tras relevar la escena del crimen, el fiscal Saldutti, ordenó una serie de medidas que apuntan a determinar la mecánica del hecho e identificar a los tiradores y al auto en que se movilizaban.
Con el crimen de Zanier ascienden a 174 los homicidios registrados en lo que va del año en el Departamento Rosario.