Viviendas Ecohogar

El hombre abusó de una joven a fines de octubre. La fiscalía difundió un video donde se ve al sujeto trepando para ingresar a un departamento ubicado en el tercer piso.
Un violador anda suelto en Rosario y la Justicia pidió ayuda para encontrarlo. A través de la difusión de un video captado por una cámara de seguridad, el Ministerio Público de la Acusación (MPA) apeló a la colaboración de los vecinos para dar con el hombre que días atrás maniató a una joven y la violó en reiteradas oportunidades durante al menos 4 horas.


El hecho ocurrió en la madrugada del 29 de octubre pasado y la víctima fue una joven brasileña de 24 años a la que sorprendió el abusador mientras dormía. Las imágenes que compartió el MPA muestran al sujeto, con la cara prácticamente cubierta con un barbijo y la capucha de su campera, cuando trepa por la pared de un edificio e ingresa al departamento del tercer piso en el que descansaba la mujer.
Según declaró la víctima, una vez dentro del inmueble, el hombre la amenazó de muerte con un arma blanca, la maniató y abusó sexualmente de ella en reiteradas ocasiones durante unas 4 horas. Cerca de las 8.35 de la mañana, la cámara de ingreso del edificio lo detecta saliendo por la puerta principal.
De acuerdo a las imágenes tomadas por las cámaras y a la descripción de la víctima, se trataría de un hombre de contextura física delgada, piel trigueña, ojos rasgados y una estatura aproximada de 1,75 mts. Presentando manos rugosas y que vestía al momento del hecho una mochila gris y negra, zapatillas negras, gorro de lana negro, pantalón cargo oscuro y campera negra.
Una vez que el violador se retiró del lugar, la joven logró zafarse de sus ataduras y solicitó auxilio a un vecino que rápidamente la asistió y dio alerta al 911. Por el hecho hay múltiples medidas investigativas en curso.
Quienes puedan aportar información sobre el hecho, pueden hacerlo por las redes sociales del MPA, o bien comunicarse con la unidad de Delitos Sexuales al 3416 83677, llamar al 911, o dirigirse a la sede de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual en la planta baja del Centro de Justicia Penal.