Ver Clasificados

La agresión ocurrió el fin de semana en el club Unión de Munro. Un padre golpeó en la cabeza a Fernando Pereiras. Estuvo cuatro días en coma y murió este viernes por la madrugada en un centro médico de Vicente López.
Un violento hecho se registró este fin de semana en un partido de las inferiores de futsal en el club Unión de Munro de Vicente López. Según los testigos, dos jugadores de 16 años comenzaron a pelearse en pleno partido cuando el técnico, Fernando Pereiras intentó separarlos. Un tío de los menores agredió por la espalda al entrenador que hizo que golpeara su cabeza contra uno de los arcos.
El golpe fue tan violento que "empezó a tener convulsiones y después le empezó a salir sangre por la oreja por lo que sabemos que tuvo una fractura profunda de cráneo", dijo un amigo de la víctima.
Pereiras, conocido como "Cucu" fue trasladado de urgencia y fue sometido a una operación ya que tenía un edema en la cabeza. Permaneció internado en terapia intensiva hasta la madrugada de este viernes donde finalmente falleció.
El agresor, identificado como Sergio V. tuvo que ser apartado hacia el comedor del club por los insultos que recibió de los presentes. El hombre de 35 años se encuentra prófugo y es intensamente buscado por la policía. El fiscal de la causa, pidió su detención.
Por su parte, la Asociación Metropolitana de Futsal repudió el episodio y decidió suspender todos los encuentros femeninos y masculinos hasta nuevo aviso.
Pereiras era un hombre muy querido en el club ya que estaba en la institución desde que tenía siete años. "Todo ocurrió delante de sus hijos porque es entrenador de uno de ellos. Esto no es un hecho aislado, el deporte no es violento. Es la sociedad que está muy violenta", aseguró Patricio, uno de los mejores amigos de Fernando, en declaraciones televisivas.