Ver Clasificados

 

 

El subsecretario de Obras Públicas del Municipio de Venado, Pablo Rada, analizó la situación en materia de infraestructura de la ciudad y aseguró que "Venado dio un gran salto de calidad con las obras públicas". En relación a las últimas lluvias, afirmó que "el trabajo de varios años seguidos posibilitó que el sistema de desagüe no colapse como en otras localidades". Además, el funcionario informó que desde el Municipio están llevando adelante un "ambicioso plan de renovación del alumbrado público".
-¿Qué obras hicieron posible que disminuyeran las inundaciones en Venado?
Si bien atravesamos un período de lluvias récord en el que cayeron más de mil milímetros de agua en tres años, superando ampliamente la media, el sistema de desagüe no colapsó como en otras localidades. Esto se debió a que llevamos años trabajando para mejorar la eficiencia del escurrimiento hídrico de la ciudad. Contamos con la ventaja de tener un equipo técnico joven, que se formó en las universidades Nacional de Rosario y Tecnológica Nacional, de Venado. Nos permitió tener planificación e innovación para generar nuevas alternativas de desagüe en toda la zona urbana. Recientemente, hemos podido intervenir en lo que es la avenida España, en los emisarios de las calles Jorge Newbery, Hipólito Yrigoyen, Brown, Laprida, Edison, Piacenza, Sarmiento, y también en la zona del ferrocarril, que son grandes conductores de agua y van a aliviar aún más la situación de la zona céntrica.
-¿Cuál es la situación de la ciudad en materia de infraestructura?
En los últimos años durante la gestión de José Freyre, la ciudad experimentó un gran salto en obras de infraestructura. A partir del 2007 se retomó la inversión en ejecución de desagües pluviales y obras de pavimento, principalmente. Además se trabajó en la mejora e inclusión de cloacas a través de la Cooperativa de Obras Sanitarias, como así también en el mejoramiento y optimización del sistema de alumbrado eléctrico, a través de la Cooperativa. Sabemos que en infraestructura quedan desafíos pendientes, pero tenemos las herramientas para hacerlo y estamos trabajando en ese sentido. Hoy resolvemos el 90% de las obras empleando mano de obra municipal y esto representa un ahorro para el vecino, ya que el costo es menor y al mismo tiempo nos permite realizar más obras.
-¿Qué obras públicas está realizando el Municipio este año?
En primer lugar, ya se empezó con la remodelación de calle Belgrano, y estamos construyendo emisarios (canales) para mejorar el drenaje de aguas pluviales en los barrios Güemes, Laprida y San José Obrero. Por otra parte, estamos llevando adelante un ambicioso plan de renovación del alumbrado público junto a la cooperativa eléctrica. Asimismo estamos gestionando a través de la Cooperativa de Obras Sanitarias una gran cantidad de subsidios y de créditos para la ampliación de la red de cloacas en los barrios El Cruce y Villa Casey. Por otra parte, seguimos trabajando para terminar la red de gas en el Juan XXIII y El Cruce, que hoy son los dos barrios con posibilidades de ser conectados. Ahora estamos peleando para lograr la ampliación del Gasoducto Regional Sur, que nos va a permitir tener alrededor de 2 mil nuevas conexiones.
-¿Cómo viene el plan de pavimentación de la ciudad?
Este año no tenemos ningún sistema de financiación por parte del Estado nacional ni provincial, por lo tanto el Municipio en soledad está realizando un esfuerzo enorme para desarrollar este tipo de obras. Más allá de esta situación venimos avanzando muy bien. En cierta medida el clima también nos está marcando la cancha, y nos impide ir más rápido. Actualmente estamos construyendo una gran cantidad de cuadras de cordón cuneta en los barrios Iturbide, Tiro Federal, Rivadavia, Güemes, San Vicente y San José Obrero. Hemos elevado a la Provincia y Nación varios programas de pavimento, desagüe, y mejoramiento de infraestructura barrial, y esperamos contar con ese apoyo. Venado necesita estas obras y todos los días nos esforzamos para seguir mejorando la calidad de vida de todos los vecinos.